Featured Video Play Icon

Trabajando la identidad: el autorretrato

Una de las facetas de Barrios es la que vincula a los niños participantes en el proyecto con su entorno a través del arte: el arte sirve como instrumento para realizar un análisis de nuestro entorno y crear un marco subjetivo, una identidad a través de la visión personal de cada uno. Pero esa visión ha de comenzar con la del reconocimiento de uno mismo. 

    Cuando hablamos de arte y cuando hablamos de todo lo que nos es familiar, nuestras calles, plazas, casas, colegios, tiendas, aquello que automatizamos por ser cotidiano, damos por hecho que lo conocemos sin pensar en que ese conocimiento viene quizás por etiquetas que hemos puesto con facilidad a ese entorno precisamente por sernos el de más fácil accesibilidad. Lo que nos es más cercano muchas veces es a lo que prestamos menos atención y llegamos a mirar por encima.

   Con el arte pasa un poco igual. Hemos oído tantas veces esa palabra, hemos pintado, modelado, bailado tantas veces, que a veces olvidamos por qué lo hacemos y el potencial que conlleva explorar sus posibilidades.  Y lo mismo pasa con nosotros mismos, con nuestra propia identidad. Sabemos describirnos, pero son tantas las miradas furtivas que realizamos de nuestro rostro en un espejo que apenas prestamos atención a los pequeños detalles.

    Aquí entra en juego este taller. Todos hemos realizado rostros comenzando por un óvalo, del mismo modo que pintamos flores con una circunferencia rodeada de semicírculos, porque hemos etiquetado esa forma, sin tener en cuenta que nadie tiene una cara ovalada ni que todos tenemos una cara distinta, y  aún más ante nuestros propios ojos. En este día hemos invitados a los niños a examinar sus propios rostros delante de unas superficies que los reflejaban, para después observar, analizar, y representar con la técnica de la tinta china, que para ellos la resultaba algo familia por la práctica en talleres anteriores. El primer signo de identidad, antes de mirar a nuestro entorno, es observarnos a nosotros mismos.