Diseñando contenedores

Diseñando contenedores

En la amalgama de actividades que constituye Barrios, de cara a hacer conscientes a nuestro grupo de las posibilidades del arte para, más allá de dibujar o modelar cosas con un gusto estético, hacer de este un vehículo interacción con el entorno y de conciencia social, en la jornada de hoy comenzamos una de las fases que desembocarán en una exposición en la calle el próximo 29 de abril. 

  En ella, el protagonismo correrá a cargo del concepto de reciclaje, y cómo a través del arte se puede tomar conciencia de este hecho tan importante para eso que se ha dado en llamar “desarrollo sostenible”. Ese día, meteremos centenares de tapas de plástico en un gran contenedor diseñado por nuestro grupo (que tendrá su complemento en otro diseñado por los niños del barrio del Polvorín), de modo que la calle será por un día no sólo espacio de tránsito sino también un lugar estético con la intención de llamar la atención sobre la importancia del reciclaje. 

   En este sentido, nuestro grupo diseñó diferentes bocetos de un contendor que, obviamente, no puede ser como los que todos tenemos en mente, sino que ha de ser fruto de un trabajo creativo, donde el diseño cumpla con su función pero a la vez llame la atención sobre la misma. Los niños diseñaron setas gigantes, contendores con forma de cabeza humana, o animales destinados a “engullir” basura desde diferentes agujeros, en trabajos alguno de los cuales, se convertirán en el boceto para un objeto que se hará realidad. La experiencia vital, la creatividad y el uso de ésta al servicio de algo funcional y estético sirven para hacer del Barrio un museo al aire libre con conciencia social .