Día 1 – Nos reconocemos

Día 1 – Nos reconocemos

Día 1. Vega de San José

Un martes cualquiera un aula de la asociación de vecinos se convirtió en el atelier de los sueños que estaban por escribir. Ese mismo martes, uno cualquiera, un grupo de unos 15 niños y niñas del barrio de la Vega de San José iniciaron un camino sin saber a dónde les llevaría. Son niños y niñas de Zárate, El Laso, Polígono de San Cristóbal y San José que se han puesto manos a la obra para hacer una tarea de transformación en sus propias calles. Las conocerán, fotografiarán, escribirán de ellas, querrán saber más de quién las habita y finalmente, mostrarán a los demás por qué lo hacían, dejando su huella perenne en la asociación de vecinos que un martes cualquiera, les acunó para que su imaginación volara.

Una niña sostiene una imagen que respondía a la pregunta ¿Cómo nos vemos? FOTO: Aridane Llarena

El primer día comenzamos reconociéndonos. Llamándonos por nuestros nombres, mirándonos, deteniéndonos en la mirada del compañero y de la compañera. A veces nos tenemos delante y no nos vemos. Además, explicamos a los demás que es lo que nos gusta y qué podemos aportar. Hablamos de patinaje, de pintura, de fotografía, de videojuegos, de correr, de jugar con nuestros hermanos y hermanas y también de hacer body board. Hablamos de la vecina del quinto y de las extrañas coincidencias.

Presentados todos, dibujamos lo que somos, cómo nos vemos. Cada uno trazó una mirada sobre sí mismo. Y esa imagen ahora nos acompañará colgada en clase, representándonos hasta que, quizás, un día la queramos cambiar porque no siempre nos vemos igual. Pero ese, seguro, será otro martes cualquiera, porque este, el martes de las presentaciones, ya apagamos la luz, cerramos la puerta y nos fuimos a casa, con una libreta para escribir, preguntar, pensar e imaginar.