Utilizamos cookies propias o de terceros para mejorar nuestros servicios, mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.
Puede obtener más información, o bien conocer como cambiar la configuración, en nuestra Información legal.

Aceptar

Comunicación

Está en CAAM » Comunicación » Noticias »Últimos días de la exposición de Oswaldo Maciá que finaliza este domingo en la sala San Antonio Abad del CAAM



12 de junio de 2017

Últimos días de la exposición de Oswaldo Maciá que finaliza este domingo en la sala San Antonio Abad del CAAM

La muestra del artista colombiano reúne obras concebidas como esculturas a partir de objetos, imágenes, sonidos y olores


Las Palmas de Gran Canaria, 12 de junio de 2017.- El Centro Atlántico de Arte Moderno (CAAM) de Las Palmas de Gran Canaria clausura este domingo, 18 de junio, a las 14.00 horas, en su Sala San Antonio Abad, el proyecto ‘Ecuaciones [Esculturas olfativo-acústicas] del  artista colombiano residente en Londres Oswaldo Maciá, que se exhibe desde febrero en este espacio, dependiente del Cabildo de Gran Canaria, con entrada libre para todos los públicos.

 

La exposición reúne sorprendentes instalaciones, concebidas como esculturas a partir de objetos, imágenes, sonidos y olores, una de las cuales ha sido creada expresamente para esta muestra. El proyecto representa un verdadero regalo para los sentidos, una propuesta que invita al visitante a dejarse llevar y descubrir nuevas formas de conocimiento y de entender la experiencia artística.

 

Oswaldo Maciá (Cartagena, Colombia, 1960) es un destacado artista multidisciplinar que ha expuesto en espacios y museos de todo el mundo y que se ha significado en los últimos veinte años por sus esculturas acústicas y olfativas que reflexionan sobre cómo los sentidos perciben la información del mundo exterior y cuestionan el conocimiento y la percepción.

 

Este artista es ante todo un escultor, como a él mismo le gusta definirse; un investigador de nuevos lenguajes y espacios de lo escultórico que cuestionan las formas de percepción asumidas desde hace siglos especialmente en el ámbito de la cultura occidental.

 

Su propuesta comienza con la obra ‘La fábula del viento’, creada expresamente para el espacio San Antonio Abad del CAAM. Se trata de una instalación acústica; una composición circular acusmática que sitúa al público en el espacio alegórico del mar y el viento, el ciclo sin fin del camino de ida y de regreso, las migraciones, el comercio, el viaje de las ideas…

 

Cabe precisar que el término acusmático fue empleado ya por Pitágoras, para referirse al hecho de que enseñaba a sus alumnos detrás de una cortina o pantalla para que su presencia no les distrajera del contenido de sus enseñanzas.

 

En la planta alta del espacio expositivo del CAAM se exhibe la escultura acústica y olfativa ‘Bajo el horizonte’ en la que, partiendo de un objeto del espacio doméstico como una bañera, el horizonte se convierte para el público en una exploración de carácter horizontal a través del sonido y del olor. “La inconmensurable línea del horizonte”, indica Maciá, “se ha usado para navegar de un lugar a otro, una línea donde la visión se calibra”.

 

En el patio que abarca las dos plantas de San Antonio Abad se presenta la obra ‘Volucrarios’, un tributo del artista a los tratados medievales sobre la simbología de los pájaros. La pieza consta de 10 impresiones sobre lienzo que representan aves en proceso de extinción o extinguidas, procedentes de bestiarios. De la observación de los volucrarios podemos hoy día tomar conciencia tanto de las especies extinguidas como de las que están en peligro de desaparición.