Utilizamos cookies propias o de terceros para mejorar nuestros servicios, mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.
Puede obtener más información, o bien conocer como cambiar la configuración, en nuestra Información legal.

Aceptar

Comunicación

Está en CAAM » Comunicación » Noticias »La keniata Marion Kamau imparte en el CAAM una conferencia sobre la figura de la Premio Nobel de la Paz, Wangari Maathai



19 de abril de 2017

La keniata Marion Kamau imparte en el CAAM una conferencia sobre la figura de la Premio Nobel de la Paz, Wangari Maathai

El centro de arte del Cabildo de Gran Canaria ultima los detalles para la acción de reforestación en homenaje a Maathai y a la mujer africana, que se celebra este sábado en la Finca de Osorio


Las Palmas de Gran Canaria, 19 de abril de 2017.- El Centro Atlántico de Arte Moderno (CAAM) acoge este jueves, 20 de abril, a las 19.00 horas, la conferencia de la keniata Marion Kamau, representante de la Fundación Wangari Maathai de Nairobi y del Movimiento Cinturón Verde, The Green Belt Movement, que llega hoy a la isla de Gran Canaria procedente de Kenia.

 

Con esta conferencia comienza el programa de actividades organizado por el CAAM para rendir homenaje a Wangari Maathai (Kenia, 1940-2011), Premio Nobel de la Paz 2004, conocida con el apelativo de ‘La Mujer Árbol’ por su lucha en defensa del medio ambiente y los derechos humanos en el continente africano. El programa ha sido organizado en el contexto de la exposición ‘El iris de Lucy. Artistas africanas contemporáneas’ con la colaboración con la Consejería de Medio Ambiente del Cabildo de Gran Canaria y Casa África.

 

Marion Kamau (Kenia, 1942) fue amiga personal y una de las estrechas colaboradoras de Wangari Maathai. En su conferencia, dará a conocer el legado y la valiosa contribución que realizó la Premio Nobel al desarrollo social, económico y cultural de su país y del continente africano.

 

Marion Kamau es docente, activista social y miembro del Consejo del Movimiento Cinturón Verde, así como representante de la Fundación que trabaja por preservar el legado de Wangari Maathai. Titular de una diplomatura superior de Teología y Francés, Kamau es la actual presidenta de la Kenya Girl Guide Association de Nairobi. Es además consejera de Kuhumo Trust y coordinadora nacional de Mukurwe wa Nyagathanga, entidad fundada por Maathai.  

 

ACTO CENTRAL EN OSORIO

 

El acto central del programa de homenaje a Wangari Maathai tendrá lugar este sábado, 22 de abril, en la Finca de Osorio, Teror, donde se llevará a cabo una acción participativa de reforestación de una extensión de terreno que se dedicará a Maathai. 

 

Durante la jornada, que coincide con la celebración del Día Internacional de la Tierra, las 120 personas que se han inscrito en esta actividad participarán en tareas de plantación de especies endémicas de laurisilva, como tributo a Maathai y a la mujer africana en general.

 

A esta acción participativa, que encabezará Marion Kamau, está previsto que asistan representantes de la Embajada de Kenia en España y del Cabildo grancanario, así como el director del CAAM, Orlando Britto Jinorio, comisario de la exposición ‘El iris de Lucy’.  

 

SOBRE WANGARI MAATHAI

 

Wangari Maathai (Kenia,  1940- 2011) fue la primera mujer africana en recibir el Premio Nobel de la Paz, en 2004, por su defensa del desarrollo sostenible, de la democracia, de los derechos humanos y de los derechos de las mujeres en particular, así como por contribuir al desarrollo social, económico y cultural ecológicamente viable en su país Kenia y en su continente.

 

También fue la primera mujer de África Oriental y Central que obtuvo un doctorado universitario. En 1964 se doctoró en Ciencias Biológicas en la Universidad Mount St. Scholastica de Atchison, en Kansas. En 1971 fue la primera profesora en Anatomía Veterinaria y luego la primera decana de la facultad de Medicina Veterinaria en la Universidad de Nairobi.

 

En 1977, Wangari Maathai fundó el Movimiento del Cinturón Verde, el principal y más exitoso proyecto de reforestación de árboles en África, que tan solo en Kenia ha plantado más de 10 millones de árboles y más de 47 millones de árboles en todo el mundo. Dicho programa, integrado especialmente por mujeres, combina desarrollo comunitario y protección medioambiental.

 

Maathai entró a la escena política en diciembre de 2002 como diputada en el Parlamento. En enero de 2003, el presidente keniano, Mwai Kibaki, la nombró viceministra de Medio Ambiente, Recursos Naturales y Vida Salvaje.

 

Su compromiso se vio recompensado con galardones, como el de Mujeres del Mundo de Women Aid (1989), el de la Fundación Ecologista Goldman (1991), el Premio África de Naciones Unidas (1991) o el Petra Kelly (2004), entre otros.

 

Wangari Maathai participó activamente en los Encuentros de Mujeres por un Mundo Mejor organizados por el Gobierno español entre 2006 y 2010 y manifestó su entusiasmo por formar parte del proyecto de la Fundación Mujeres por África poco antes de su fallecimiento.

 

MOVIMIENTO CINTURÓN VERDE

 

Bajo la idea de que "no podemos quedarnos sentadas a ver cómo se mueren nuestros hijos de hambre", Wangari Maathai promovió la creación del Movimiento Cinturón Verde, The Green Belt Movement, un programa que inició sus actividades en 1976 y cuyo objetivo se ha centrado en la plantación de árboles como recurso para la mejora de las condiciones de vida de la población.

 

El programa está destinado y protagonizado fundamentalmente por mujeres. En 1986 su ámbito se amplía a otros países de África y en la actualidad se considera uno de los proyectos más exitosos en lo referente a desarrollo comunitario y protección medioambiental.

 

El Movimiento Cinturón Verde, con el programa de plantación de árboles que Maathai estableció para combatir la deforestación, la erosión del suelo y las sequías en Kenia, es uno de los movimientos feministas más eficientes en África. Toda mujer que se une al programa recibe clases sobre el mundo natural y cómo preservarlo. Las mujeres asumen papeles de liderazgo, dirigen viveros, trabajan con silvicultores, planeando e implementando proyectos para la recolección de agua y la seguridad de los alimentos.

 

Esta iniciativa ha movilizado a cientos de miles de mujeres y hombres para plantar más de 47 millones de árboles, lo que ha posibilitado la rehabilitación de entornos degradados y la mejora de la calidad de vida de muchas personas en situación de pobreza.